Skip to main content
Vivir en el extranjero

Vivir en el extranjero no es color de rosa

Share on FacebookShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

El migrante, emigrante, inmigrante o expatriado que deja su país para mudarse a otro nunca se toma un selfie en la oficina de inmigración orgullosísimo de las interminables 3 horas que pasó formando fila para que le dijeran que su permiso de residencia todavía no está listo, ¿verdad? Bueno, no se si alguien lo haya hecho, pero yo nunca lo hice jajajaja…

No obstante, quizás ese mismísimo día pasa al lado de la torre Eiffel (si vive en Francia) o al lado de la estatua de la Libertad (si vive en Estados Unidos) o al lado del Parlamento Húngaro (si vive en Hungría) y se toma un selfie para compartir en la red social modo inspirador „sonrríele a la vida porque es solamente una” bla, bla, bla, bla…  pero en la mañana en la oficina de inmigración no sonrió ni al decir los buenos días.

¿Los amigos de José que viven en su país qué ven en las redes sociales? ¡José es feliz! Ese ya no regresa más, olvídate. Ese está nadando en dinero paseando por todo Europa, ni siquiera trabaja. Y lo que pasa es que los amigos de José no saben que dentro de Europa se viaja en líneas aéreas de bajo costo y si uno se hospeda en hosteles como los mochileros uno puede viajar prácticamente 10 veces al año teniendo un sueldo promedio.

En fin, los páramos del inmigrante no se ven en las redes sociales.. quizás se ven en algunos grupos de Facebook específicos para inmigrantes donde se reunen para „ayudarse”, pero ya. Aparte de eso, nadie sabe.

Ahora comienzo el artículo. Este artículo es para comunicarte algunas de las cosas más difíciles de vivir fuera de tu país y también escribo un par de consejos. ¿Por qué hago énfasis en lo negativo? Sencillo, mi esperanza es que si lees este artículo, te sentirás mas motivado a prepararte mejor en caso de que tomes la decisión.

Esta es la manera mas sencilla y corta de resumirte el mensaje de este artículo: nunca te imagines que salir de tu país es fácil. Hay algunas circunstancias en las cuales se puede hacer un poco menos difícil. Por ejemplo, si tu compañía te expatria 100%, o sea, te pagan abogados, te asignan asistentes personales, contratan una compañía de logística internacional, ectétera, ectétera. En ese caso, todo es más fácil, pero no significa que no encontrarás dificultades. El caso de los voluntarios es muy parecido y el caso de los estudiantes también pero quizás no con tanta ayuda. Otra cosa que puede facilitar bastante es que en el país a donde emigres se hable tu idioma, no obstante eso no garantiza que los trámites no se pueden convertir en un infierno. Como último, si tienes una persona en ese país que sea familia, eso ayuda bastante. Ese familiar ya estará familiarizado con la mayoría de los trámites, los documentos, cuales son las instituciones y quizás hasta tenga contactos.

Ahora que ya he escrito algunos factores que pueden ayudar a que el proceso sea menos difícil, voy a escribir las diferentes dificultades que puedes encontrar asumiendo que vienes solo, o sea, no tienes a nadie que te ayude en tu nuevo país. Cuando digo solo también me refiero a cuando viene una familia entera (Papá, Mamá e hijos) y no conocen a nadie en el país donde se mudan.   

Antes de ir a cada punto hay que aclarar algo: todos reaccionamos de manera diferente a las diferentes situaciones que nos presenta la vida. Algunos reaccionamos positivamente a las cosas positivas, algunos reaccionamos negativamente a las cosas negativas, algunos reaccionamos positivamente a las cosas negativas, otros reaccionan negativamente a las cosas positivas y algunas otras personas no reaccionan porque no se dan cuenta de que les acaba de pasar algo positivo o negativo. En resumen, todos somos diferentes. O sea, porque a Viviana le salió la jugada, no significa que a Rebeca la va a resultar igual.

¡Voy!

Trámites

Esto es quizás lo mas desesperante de ser extranjero. Por eso nadie se toma un selfie en la oficina de inmigración. Te cuento una anécdota. En mis primeros 6 meses de estar en Hungría, en medio de todo el trámite de mi visa de reunificación familiar, tenía que viajar a Kosice en Eslovaquia porque por regla, como soy extranjero, no podía tramitar en territorio húngaro. Bueno, Renato compró su boleto de tren para ir a Kosice y por casualidades de la vida en la estación de trenes de Keleti, por primera vez me piden papeles en media calle. Les enseñé a los oficiales que mis papeles estaban en proceso y me desearon buendía. Ya en el tren, después de 2 horas de camino, llegamos a la frontera y el Határőr (guardia fronterizo) me pregunta de donde soy, le digo que soy panameño y pone una cara así como de cuando uno se mete un limón en la boca. Me bajan del tren y el tren se va. Después de una hora de contestar no se cuantas preguntas, me confirman de que no he hecho nada malo y soy libre de nuevo. De hecho al final para compensar su error, me llevaron en un carro patrulla a Kosice, lo cual les agradecí un millón.

Caso diferente. Leí recientemente acerca de una muchacha latina que se mudó a España, terminó sus papeles después de un año y medio de trámites. En ese año y medio no pudo trabajar. Y eso que estamos hablando de un país donde se habla el mismo idioma. Pero es que en general Europa está mucho mas regulado, por lo cual los procesos legales son más burocráticos que en países del continente americano.

Documentos

Debiese hablar de esto junto con el tema de trámites, pero lo hago separado. Hay documentos que se llaman igual en dos países pero son diferentes. ¿Qué te parece? Hay otros documentos que se llaman igual en dos países y son acerca del mismo tema, quizás hasta sirvan el mismo objetivo pero si llevas ese documento a otro país, en ese país no tiene validéz. ¿Cómo te quedó el ojo? Y si ese documento lo necesitas para renovar tu permiso de residencia que se te vence en 1 semana ¿qué haces? Llamas a tu embajada y les dices que necesitas el documento en 3 días y ellos te contestan que el proceso para eso son 60 días. En Hungría de hecho no hay embajada de Panamá, entonces se tramita todo en Austria.

Consejo: cuando te mudes al extranjero, en tu equipaje trae mas documentos que ropa. Y todo convalidado, apostillado y con todos los sellos que puedas ponerle. Hay algunos documentos que solo sabrás que necesitas ya cuando estás en el nuevo país, pero trata de averiguar antes de mudarte cuales son todos los que puedes necesitar.

Idioma

En países donde se hable tu idioma, o donde se hable Inglés que es el idioma internacional las cosas, como ya mencioné, puede que sean un poco más fáciles. No obstante, en países donde no se habla tu idioma y tu no hables ese idioma, pasarás la de Caín.

Hablando de Hungría donde se habla uno de los 10 idiomas mas difíciles del planeta, conozco personas que a pesar de estar a gusto en el país, odian el idioma. Hay personas que les da igual. Así fui yo al principio por ejemplo, hablaba Inglés donde podía y ya.

Si combinamos el tema del idioma con los trámites, se vuelve todo un ocho. Hay que traducir cualquier cosa que no esté en Húngaro y solo se puede traducir y validar en una sola oficina que cobra un ojo de la cara.

¿Y qué pasa si llamas a una ambulancia y cuando llega el paramédico no habla Inglés? O vamos a poner un ejemplo mas sencillo. Estás buscando apartamento y ya has llamado a 10 anuncios que viste, pero ninguno hablaba Inglés. ¿Te queda ganas de seguir llamando?

Artículo relacionado:

Cultura

Anécdota. Tengo mas o menos 2 meses en mi primer trabajo. Estamos hablando del año 2006. Mi jefe me dice que los Miércoles la compañía paga 2 horas de gimnasio y que un buen par de colegas suelen ir juntos. Pienso yo, súper bueno, ¿por qué no? Primera vez en un gimnasio en Hungría, no han pasado ni siquiera 10 minutos de estar en el gimnasio y en los vestidores no hay vestidores. Es un solo vestidor donde hay armarios y todos se cambian en ese vestidor grande. El vestidor y los baños casi que no tienen separación. O sea, los hombres todos se cambian al frente de los otros hombres. Algunos hombres salen de la ducha y caminan hasta el armario sin la toalla puesta y naturalmente el miembro va colgando como un mono jugando en la rama de un árbol. Pienso yo, ¡¿qué diablos es esto?! ¡¿a qué país vine?!

Como te podrás imaginar esto no se ve mucho en Panamá y es que claro, las diferencias culturales existen. El único detalle es que ver cosas en televisión en Panamá no es lo mismo que ver semejante escena en vivo y a todo color.

Y así como esa pequeña diferencia cultural, te encuentras un millón. Un ejemplo bastante común entre los hispanohablantes y los húngaros es la noción del tiempo. Para los hispanos cuando decimos 5 minutos puede significar 5, 15 minutos, media hora o 2 horas. Para los húngaros 5 minutos significa entre 5 y 10 minutos, mas de ahí ya es considerado tardanza.

Artículos relacionados:

Adaptación

¿Por qué menciono adaptación como una dificultad? Porque en ese moments donde por ejemplo uno se encuentra con diferencias culturales que uno ve como negativas, uno necesita adaptarse, pero hay cosas a las cuales uno no se quiere adaptar y eso es una dificultad. Yo conozco a extranjeros que tienen 3 meses en Hungría y están ya en 70% de adaptación. Conozco a otros que se adaptan en un 90% después de 5 años de vivir aquí. Y conozco a otros que tienen 20 años de estar aquí y todavía no se adaptan. Construyen un pequeño pueblo de su país dentro de su apartamento y viven como si estuviesen en su país. Y en realidad eso no tiene nada de malo, pero hay gente que hace eso y a la vez rechaza todo lo que es húngaro automáticamente. Y cada vez que se encuentran con los de su país se quejan de los húngaros y en grupos de Facebook, lo primero que hacen al ver algún escrito de alguien acerca de los húngaros es escribir inmediatamente todas las experiencias malas que tuvieron con los húngaros. Incluso conozco personas que son y piensan así a pesar de tener una esposa o esposo de Hungría.

Consejo: en cualquier país que vayas y hasta en tu propio país vas a encontrar gente que no es amable o que simplemente tiene un mal día. La única diferencia es que si te encuentras una persona grosera en tu país, piensas: pendejo amargado. Pero si te mudaste a Austria y te encuentras un grosero, lo primero que piensas es: austriaco pendejo amargado. Y esa mala actitud origina un resentimiento dentro de ti hacia con todos los austriacos, lo cual a largo plazo no es bueno. Para adaptarse, pienso que uno tiene que tener mente abierta para poder entender el punto de vista de la otra cultura y así aceptarla con mejor actitud.

Artículo relacionado:

Trabajo

Buscar trabajo en un país totalmente nuevo, donde nadie habla tu idioma y donde tu no hablas el idioma local, para algunas personas puede parecer una tarea imposible. En tu país vas a una entrevista como si nada, vendiéndote y diciendo que eres lo máximo sin ningún tipo de inhibiciones. En el nuevo país si es que te llaman a la entrevista, vas como con vergüenza de existir, como un pez fuera del agua o como cuando el perro se mete la cola entre las patas después de haber hecho algo malo. ¿Y cómo me saco esa sensación de la cabeza para la próxima entrevista? Porque con esa actitud seguro que en esta no me van a contratar.

Pero no termina ahí. Pasa a veces que vas a 5 entrevistas o a 10 entrevistas y después de que 10 compañías no te contraten la motivación se cae al piso. En el 2015, justo después de haberme graduado de la universidad, pensé, bueno Renato, con este diploma vas a conseguir trabajo rapidísimo. Mandé mi curriculum vitae a mas de 50 compañías y ni una sola me llamó. Pasaron mas de 6 meses y no había conseguido ni una sola entrevista. Me pregunté, ¿para qué acabo de pasar 5 años luchando por un diploma universitario si nadie me llama? En ese momento me decidí a preguntar a amigos y a conocidos y así fue que después de pasar por 4 entrevistas, con la última firmé contrato laboral. Y eso que en ese entonces yo tenía ya casi 10 años en Hungría, pero hay gente que le pasa eso acabado de llegar, sin conocer a nadie y sin tener ahorros.

Consejo: prepárate para lo peor. Al mudarte al nuevo país, lleva ahorros para poder mantenerte sin estar generando ingresos un periodo de 6 meses como mínimo. Y por supuesto, antes de salir de tu país aprende a automotivarte porque quizás no tengas a nadie que te ayude. Como último, averigua de antemano cuales son las profesiones que mas tienen demanda y enfócate en esas. No pienses que porque en tu país eras arqueólogo y fuiste exitoso, en tu nuevo país pasará lo mismo.

Artículo relacionado:

Finanzas 

Si uno no tiene trabajo y se le acaban los ahorros, ¿quién te ayuda? Por supuesto que hay personas que tienen sus familias en sus países y la familia puede mandar dinero, pero hay personas que o no se llevan bien con su familia o precisamente salieron del país por la mala situación económica del mismo. Uno está solo y uno tiene que resolver solo.

Consejo: repito, ven con ahorros. Ven con suficientes fondos para poder mantenerte por 6 meses sin trabajo y hasta un año. Y mientras no tengas trabajo mantén tus gastos al mínimo. E incluso después de estar establecido, ten un fondo de emergencias para cosas imprevistas. Esto se debería hacer incluso estando en nuestros propios países, pero obviamente viviendo en el extranjero pasa de nivel importante a nivel crucial.

Artículos relacionados:

Empezar desde cero 

En nuestros países algunos tenemos el título de ingenieros, o gerentes, directores, quizás somos comerciantes, dueños de negocios, tenemos carros de la empresa, y por algunas o por todas esas cosas tenemos una reputación. Un prestigio al cual ya nos acostumbramos. Una casa de dos pisos en un barrio de gente acomodada. De repente llegamos al país nuevo y todo abajo. A comenzar desde cero. En mi caso yo tenía una carrera de mesero y a pesar de que no es una profesión de prestigio, era mi sueño a largo plazo hacer una carrera en restaurantes, turismo y hostelería. Olvídate Renato, a comenzar desde cero. Este cambio y olvidarse de los sueño de uno, y de ser alguien a ser nadie, es muy difícil para muchos de nosotros. Para algunos no es tan difícil. Conozco a gente que en su país eran arquitectos y el primer trabajo que han tenido oficialmente aquí en Hungría es limpiador.

Regresando al tema de las finanzas, hay gente que en su país tenía en ahorros 10 mil o 20 mil dólares, y en el nuevo país casi no le alcanza para llegar al próximos mes.

Consejo: mentalízate y prepárate porque quizás te toque comenzar desde cero en muchos aspectos de tu vida.

Artículo relacionado:

No conoces a nadie 

Similarmente al punto anterior, en nuestros países tenemos nuestras redes de contactos establecidas y en cualquier momento que necesitemos ayuda, podemos preguntar, podemos pedir un favor, etcétera. En el nuevo país no hay nadie. Y si no hablas el idioma de los locales ni te atreves a preguntar nada, ni mucho menos a pedir un favor. Hay que comenzar desde cero a construir tu red de contactos, lo cual en un nuevo país, dependiendo de su cultura, puede ser difícil. Justo leí un comentario muy interesante en un grupo de Facebook. Comparaban a Madrid con Budapest y la persona que opinaba decía que en Madrid se habla Español (por supuesto), todo el mundo muy cortés, calidad de vida alta, pero hacer amistades es muy difícil. Sin embargo, en Budapest, no se habla Español y en un par de días ya tienes amistades, ya sean húngaros o extranjeros, es como un ambiente mas abierto. Y este comentario me hizo de nuevo pensar en el hecho de que uno tiene que tener presente que emigrar a un país donde se habla tu idioma facilita un par de cosas, pero no todo.

Por cierto, no todos los extranjeros tienen esa misma opinión de Budapest y de Hungría, hay algunos que piensan que los húngaros son muy cerrados y para nada amigables. A veces la calidez del extranjero depende de tu actitud. Ténlo presente.

Soledad 

Yo usualmente no soy una persona que sufre por estar solo, es más, disfruto estar solo tanto como disfruto estar con mis amigos o conocer gente nueva, pero… En los primeros 5 años de estar en Hungría, tuve épocas en las cuales sentí soledad y compensaba con siempre mantenerme ocupado en algo. No obstante si eres una persona que usualmente no le gusta la soledad y por decirlo así te entra la depre, quizás emigrar sea un poco mas difícil para ti.

El clima 

Cuando llegué a Hungría y vi nieve por primera vez no lo podía creer. Antes de Hungría solo había visto nieve en televisión, a pesar de haber estado en 10 diferentes países a parte de Panamá. El frío no me importaba, es más, lo consideraba muy guay, muy padre, muy bacán, muy chevere. Pero hay gente muy tropical, que tan solo en 18 grados centígrados se están congelando como si estuviesen en el polo norte. Si eres una de estas personas, escoge bien tu destino. Hungría se ha calentado bastante en los últimos 5-8 años, pero cuando yo llegué me acuerdo de temperaturas de 14 grados centígrados bajo cero, lo cual no es muy genial nada jajajajajaja…

Artículo relacionado:

Racismo 

Este es un tema del cual nunca quisiese escribir, porque siempre termina mal el debate que se forma en las redes sociales, pero hay que considerarlo porque el racismo lastimosamente existe.

Como no me gusta mucho el tema, te lo voy a poner de la manera mas sencilla posible. Hay países de gente con mente abierta y hay otros países con gente de mente menos abierta. Si tienes la opción, procura escoger un país donde mayormente la gente es de mente abierta. Lo que si te voy a decir es que yo creo que no hay país donde no exista el racismo, la única diferencia son las magnitudes y los tipos de racismo, pero en todos lados hay, así que prepárate.

Artículos relacionados:

Nunca serás local en tu nuevo país

Me llevo súper bien con los húngaros en general. Claro que con algunos he tenido roces, pero en general sin problemas. No obstante, a pesar del cariño que recibo generalmente de mis amigos, conocidos, colegas, ex-colegas y familia húngara, nunca seré local. Siempre habrán situaciones donde te mirarán raro, donde sentirás que eres externo, donde sentirás distanciamiento. A mí personalmente nunca me ha importado, quizás muchas veces ni me doy cuenta, porque mi mente no anda enfocada en eso. Y en realidad es algo que sentí en Panamá también, porque en mi país, hay distanciamiento entre las clases sociales, entonces para mí es lo mismo. La diferencia es que en su país uno está acostumbrado a estas cosas, pero en el nuevo país quizás molesta. Conozco gente que se amarga la vida pensando que los húngaros son racistas, o los españoles son racistas, o los británicos o los suecos, y así sucesivamente.

Ni tampoco serás local al volver a tu patria  

Cuando uno regresa de vuelta a su país, ya sea de visita, o quizás de regreso de verdad, o sea, mudándose de vuelta, a uno lo miran como externo. Por mas de que uno sea de ese país, tu propia gente te ven como raro, porque en realidad nos comportamos raro, y la razón es que en el extranjero cambiamos mucho, costumbres y manera de pensar. Si estás en el extranjero 1 o 2 años quizás no sea así, pero ya si son 5 o 10 años, uno puede cambiar bastante.

A veces estoy chateando con mis amigos o familia de Panamá en grupos de WhatsApp y digo algo y nadie reacciona. Ahí te das cuenta que ese pensamiento es demasiado diferente al de tus amigos, o quizás el pensamiento estaría bien, pero lo comunicas de una manera totalmente diferente y no te entienden. También pasa de que tú no los entiendes, ya sea porque el vocabulario o la jerga cambió con el pasar del tiempo o porque no estás informado de los acontecimientos o tendencias.

¿Por qué escribo esto de no ser local en ningún lado? Porque hay personas que si sienten que no pertenencen a ningún lado, se sienten mal.

Artículo relacionado:

Familia 

Llego a una sección del artículo a la cual no quería llegar. Mantengo un contacto con mi familia bastante frecuente, pero igual la distancia se siente. Tengo sobrinos que no conozco personalmente y a otros solo los he visto 1 o 2 veces. Salí de Panamá hace 18 años y tengo en Hungría casi 15, y aunque le tengo que agradecer a Dios por haber podido visitar en promedio cada dos años, cuando mi familia está en problemas, me rompe el corazón no poder estar allá con ellos. Y por supuesto, uno se pierde los momentos felices, graduaciones, bodas, de todo.. Son momentos que desafortunadamente solo pasan una vez.

Pensamientos finales

Pueda que experimentes solo una de las cosas que mencioné, quizás dos o tres o quizás todas. Mi consejo final es que no consideres ni planees mudarte a otro país a la ligera. Piensa, reflexiona, se sincero contigo mismo, y pregúntate: ¿soy lo suficientemente resiliente? ¿podría resistir y sobrevivir estas posibles dificultades y retos? Si la respuesta es sí, el próximo paso es ahorrar, planear y prepararte.

Vivir en el extranjero, depende de quién eres y de tu actitud, te puede hacer crecer o te puede destruir. El país puede influir, pero en realidad tu actitud es lo mas importante, en mi opinión.

También pueda que tomes la decisión y después te des cuenta que no es algo para ti. No te averguences, todos nos equivocamos. Si así lo decides, regresa a tu país, cierra ese capítulo y recuerda ese par de años en el extranjero como una buena experiencia.

Saludos,
Renato

¿Tienes preguntas?

Escríbeme, cuéntame y si puedo, te ayudo.

4.8 5 votes
Article Rating
Share on FacebookShare on TumblrEmail this to someonePrint this page
Subscribe
Notificación de
guest
2 Comments
más antiguo
más nuevo más votado
Inline Feedbacks
View all comments
Ana
Ana
1 noviembre, 2020 19:37

Como me hubiese gustado conocer tu página antes de tomar la decisión de emigrar, sin embargo no me arrepiento para nada de la decisión que tomé pero si hubiese sido muy útil haber leído un artículo como este, eres genial, además me reí demasiado con ciertas expresiones que escribiste que me causaron muchísima risa. Saludos mi pana 😊

Un panameño en Budapest Un panameño en Budapest

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x