Skip to main content

Las suegras húngaras son…

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Históricamente las 2 razones mas comunes por las cuales un extranjero vive en Hungría son el amor y los estudios. Si no me crees, lee esta entrevista con una Boliviana y esta otra entrevista con un Español. Es mas, lee todas las entrevistas en este blog y te darás cuenta que es así. Amor, porque dicen algunas leyendas europeas que las mujeres húngaras son una de las mas preciosas del continente. Los estudios porque las universidades aquí en Hungría son de buena calidad y relativamente de bajo costo para estudiantes europeos de países mas caros. De hecho, en este post no escribo ni de amor, ni de estudios; no sé ni siquiera porque estoy escribiendo de esos temas. Ya me acordé, si el amor es la razón por la cual vives aquí, lo mas probable es que tienes una suegra. En este post escribo de las suegras húngaras y de una característica única e insoportable que tienen todas.

La suegra humilladora

No tienes suficientes estudios, no eres suficientemente guapo o guapa, no te arreglas ni vistes lo suficientemente bien, no haces suficientes ejercicios, no pasas suficiente tiempo con la familia, no trabajas lo suficiente, no descansas lo suficiente, no ahorras lo suficiente, no gastas suficiente dinero, no planeas lo suficiente, no limpias lo suficiente, no ordenas lo suficiente, no trapeas lo suficiente. Hagas lo que hagas, nunca serás suficiente. Bueno, aquí en Hungría hay de ese tipo de suegras, pero no son únicas de Hungría. Las hay en todas partes.

La suegra metiche

Le estas haciendo la cena a los niños y la suegra te dice: “eso yo no solía hacerlo así”. Tienes un problema en el trabajo con los colegas y te dice: “eso lo tienes que resolver así y así y así”. Te peleas con tu cónyuge y te dice: “el problema con ustedes es, este y este y este”. Quieres ir al cine y te dice: “no veas esa película, ve esta o la otra”. En todo se mete, en todo, absolutamente en todo y sientes que nunca vas a poder escapar. Bueno, aquí en Hungría hay de ese tipo de suegras, pero esto no solamente es algo húngaro, esto lo hay en otros países también.

La suegra pulpo

Te ofrece ayuda para lavar la ropa si están ustedes muy ocupados. Te cuida a los niños cuando ustedes quieren pasar un rato juntos. Les visita 2 y 3 veces a la semana sin llamar, ni tocar la puerta y se estaciona en tu estacionamiento. Los días que no les visita, llama 2 y 3 veces por día, incluso de noche cuando tienes planeado pasar un rato a solas con tu pareja. Vienen las vacaciones de verano y ahí está a la orden para auto invitarse en el viaje. Ella de hecho cambia los planes y cambia el destino de viaje. La mujer está a todas horas y en todos lados y te ayuda incluso cuando no quieres ayuda. Bueno, aquí en Hungría hay de ese tipo de suegras, pero quizás en tu país también, esto tampoco es único de Hungría.

La suegra que te quiere hacer reventar

Esta es una característica única de las suegras húngaras. Si conoces a húngaros o alguna vez has estado en Hungría, habrás experimentado lo hospitalarios que son. Bueno, las suegras húngaras exageran y llevan la hospitalidad a niveles exuberantes. Aquí en Hungría, así como también en otros países, las familias se juntan los Domingos a almorzar.

Esto por supuesto no tiene nada de malo, a mí me gusta mucho que los niños vean unidad familiar. Pero…… ……. …. Los Domingos cocina la suegra obviamente, lo cual también es normal, claro. Lo único peculiar e insoportable de las suegras húngaras es que te quieren hacer reventar. Tienes que repetir sopa. Tienes que repetir plato fuerte, 2 veces. Tienes que repetir vegetales agrios (guarnición clásica). Tienes que repetir postre. Tienes que repetir todo y cuando repetiste todo, te pregunta: “¿quieres más?” Si no repites por tu propia voluntad, te pregunta “¿quieres repetir sopa?”, repites sopa obligado y después del plato fuerte si no repites por propia voluntad, nuevamente te pregunta “¿quieres repetir plato fuerte?” y así consecutivamente con cada plato. En latinoamérica (al menos en Panamá) las suegras les gusta si les elogias su comida y repites plato fuerte, pero de hecho tienen la comida medida y a veces quieres repetir y te dice “ya se acabo mijo, lo que queda es pal Tío José que está trabajando”.

En Hungría no. En Hungría siempre hay mas. En Hungría si no repites treinta veces, se siente la suegra. En Hungría se come tanto los domingos, que ese día no cenas y el Lunes no desayunas. El Domingo es el día de comer lo mas que puedas para que la suegra esté feliz toda la próxima semana y no te humille, ni se meta en todo, ni se crea pulpo. En Hungría no se de donde sacan las suegras la motivación y las energías para cocinar cantidades industriales. Al principio te sientes a gusto porque es como estar en un restaurante “come todo lo que puedas”. Pero después de un par de meses dejas de comer los sábados para poder tener suficiente hambre el domingo para hacer feliz a tu suegra.

Así es, deja de ser “la comelona” para que todos sean felices y se convierte en “el día de reventar” para hacer feliz a la suegra. Si eres lo suficientemente valiente para decir que no puedes ir el Domingo a almorzar y tienes una buena excusa, quizás la suegra acepte que no vayas. Pero va a hacer todo lo posible para llevarte la comida a donde estés o te va a convencer, mejor dicho te va a manipular para que pases a buscar la comida. Por supuesto, lo de repetir en este caso no cambia. Te va a empacar comida asumiendo que repetirás sopa, plato fuerte, vegetales y postre. O sea, tendrás comida para el Lunes, Martes y Miércoles sobrado. Vale la pena mencionar que aunque se te esté saliendo la comida por las narices, tienes que decir que la comida está deliciosa. No solo una vez, se dice que está rico cada vez que terminas un plato. Si no lo dices, la suegra te pregunta y ya estás perdiendo puntos.

¿Tu suegra es así?
Ya sabes, si alguna vez te enamoras de un húngaro o una húngara, lo mas importante para llevarte bien con la suegra es comer como un cerdo los domingos.

 

Que tengas buena semana,
Renato

Estos son pimentones rellenos
con carne molida hechos a lo húngaro
Fuentes:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
avatar
1 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Renato CalcagnoDalma Kulcsár Recent comment authors
  Subscribe  
más nuevo más antiguo más votado
Notificación de
Dalma Kulcsár
Invitado
Dalma Kulcsár

Mi madre es una de esas suegras húngaras. Mi hijo, su nieto, repite por sí mismo, y ella dice que, aparte de ser perfecto…, a él le gusta comer.

Un panameño en Budapest Un panameño en Budapest