Skip to main content

16 platos típicos que tienes que probar en Hungría

Share on FacebookShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Se dice que para conocer un poco una cultura, aparte de ver los edificios y paisajes del país, uno tiene que aprenderse por lo menos un par de palabras del idioma y por último, uno tiene que probar los sabores típicos. Por eso he escrito esta lista. Si vienes a Hungría, no te pierdas estas comidas, que aparte de ser riquisimísimas, representan la tan tradicional cultura húngara. Las fotos las puse al final.

  1. Lángos – mas se come en verano y esto es nada mas y nada menos que pan frito. En Panamá se le llama «hojaldras», pero… siempre hay un pero, ¿verdad? jajajajaja… en Panamá comemos hojaldras con una rebanada de queso amarillo para el desayuno. También se puede pedir con salchichas guisadas. En la ciudad que me vio crecer, Colón, la hojaldra se come para desayuno, pero también para la cena, comprada en puestos de comida callejeros. Se frie en forma y del tamaño de la mitad de una naranja (imaginándonosla exprimida) y dentro se le pone guisado de callos de puerco o de res. Se le dicen callos en España y mondongo en Argentina (según el diccionario); en Panamá se le dicen vísceras o entrañas.En Hungría es diferente. Aquí lo mas común es que con una brochita mojan la hojaldra de salsa de ajo, después se le pone crema agria (como a todo) y por último queso blanco rallado. Delicia. Esto no lo vas a encontrar en restaurantes. Lo encontrarás en puestos callejeros.
  2. Gulyás – el ingrediente base es paprika (pimentón seco en polvo), vegetales y carne de res o de puerco. Esto es sopa y a su vez uno de los platos húngaros mas conocidos internacionalmente, o mejor dicho, en el continente europeo. Cuando estés recorriendo las calles de Budapest, verás afuera de un par de restaurantes «goulash», ese es el nombre internacional. Hay que decir también que no es algo único de Hungría, es regional. Según historiadores, el origen de esta sopa data del siglo nueve.
  3. Pörkölt – esto es guisado y el condimento base aquí también es el paprika. Este guisado, como te puedes imaginar, existe de todos los tipos. Marhapörkölt (guisado de carne de res), birkapörkölt (guisado de cordero), csirkepörkölt (guisado de pollo), nyúlpörkölt (guisado de conejo), zúzapörkölt (guisado de mollejas de pollo), pacalpörkölt (guisado de entrañas) y otros mas. Si tienes la suerte de probar el que es cocinado en «bogrács», ahí estarás probando el verdadero y mas original de todos. Se encuentra en restaurantes.
  4. Halászlé – sopa de diferentes tipos de pescado con paprika, cebolla, tomate y pimentones. Por supuesto hay muchas variaciones. A mí personalmente no me gusta mucho porque me gusta mas el pescado de agua salada mas que el de agua dulce, pero es rica. Se encuentra en restaurantes también.
  5. Paprikás Csirke – esto pídelo con nokedli (o galuska) o con «tarhonya». Créeme, no te vas a arrepentir. Es guisado de pollo y una vez mas, el condimento base es paprika. Este de hecho es el plato húngaro favorito de una amiga guatemalteca que entrevisté, puedes leer la entrevista aquí. También se encuentra en restaurantes.
  6. Töltött Káposzta – en español repollo relleno. De este plato ya escribí aquí Hungría, la tierra del repollo
    Esto también se encuentra en restaurantes.
  7. Libamáj – hígado de ganso. Esto es deliciosísimo, pero también carísimo. Con lo que sea que te lo sirvan te va a fascinar. También se encuentra en restaurantes.
  8. Rakott Krumpli – hierves papas y hierves huevos. Todo lo cortas en cuadritos y también cortas chorizo húngaro (kolbász) en rebanadas. El sartén lo embetunas con mantequilla para que nada se pegue y tiras una capa de papas. Después una de huevo y le pones crema agria. Encima de la crema agria le tiras los chorizos y después el resto de la papa el huevo. Arriba nuevamente le pones crema agria. Por cierto, la sal y pimienta o cualquier otro condimento que te guste lo puedes mezclar con la crema agria. Yo usaba Vegeta que es una combinación de vegetales con condimentos. Al horno y en una hora mas o menos ya está listo. Este fue mi plato favorito húngaro por muchos años, lo cocinaba una vez al mes religiosamente. Se puede encontrar en restaurantes bufés mas bien, no los restaurantes a la carta.
  9. Meggyleves – sopa de cerezas agrias. Este es uno de los platos típicos húngaros mas extraños para los extranjeros. Al principio no me atrevía, pero después de atreverme me gustó y ahora me la tomo sin problemas. No soy adicto a ella, pero me gusta. Te va a parecer como si estuvieses tomando un batido de frutas, pero en un plato y con cuchara.
  10. Somlói Galuska – bizcocho con crema de chocolate y nata montada (crema batida). No suena tan original, pero lo pongo aquí porque es algo típico húngaro.
  11. Palacsinta – estas son crepas y las hay de requesón, de mermelada de melocotón, de ciruela y de fresa,  y de crema de chocolate. Las hay también saladas, pero son un poco mas difíciles de conseguir. Hay un lugar que tiene de todos los sabores, se llama Nagyi Palacsintázója.
  12. Gesztenyepüré – esto es puré de castañas, pero la versión dulce con nata montada (crema batida).  Postre delicioso y liviano por si acaso comiste demasiado plato fuerte.
  13. Kürtőskalács – este es conocido como el dulce húngaro mas antiguo y su origen es de Transilvania, pero se puede encontrar en otros países de la región de Europa Central. Esto no lo vas a encontrar en restaurantes, mas bien en puestos callejeros, comúnmente en plazas. Se le llama dulce de chimenea por su forma de cilindro y se puede pedir de canela, de nueces o de vainilla.
  14. Rétes – esto es sencillamente estrúdel. Lo hay de requesón, de cereza, de semillas de amapola y de manzana. Esos creo que son los mas comunes. Esto se puede conseguir en los mercados.
  15. Túrógombóc – estos son bolitas de migas o migajas de pan hechas con requesón. Cuando están listas, se les pone azúcar en polvo y crema agria (endulzada).
  16. Túró Rudi – el dulce favorito de los magiares no te lo puedes perder. No es algo por lo que yo mate, pero conozco muchos extranjeros que les fascina. Es requesón cubierto con chocolate y se puede encontrar en cualquier tienda de alimentos, mini mercado o supermercado.

Nota: en caso de que requieras un guía turístico en Budapest ya sea para tours clásicos o para tours personalizados, yo soy guía turístico oficial, contáctame con toda confianza usando este enlace.


Saludos,
Renato

Si te gustó este post o te gusta mi blog, dale un «Me gusta» a la página de Facebook y si no quieres perderte ninguno de los posts, suscríbete.

Esto es lo que se le llama «bogrács»

Esta es la hojaldra húngara

Este es el pollo guisado con nokedli (o galuska)

El dulce de chimenea

El famoso túró rudi

Share on FacebookShare on TumblrEmail this to someonePrint this page
avatar
  Subscribe  
Notificación de

Un panameño en Budapest Un panameño en Budapest