Skip to main content

8 cosas que no me gustan de Hungría

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Hace dos semanas, cuando escribí la comparación de Panamá y Hungría, un húngaro me escribió lo siguiente: “pintas una imagen exageradamente buena sobre Hungría”. Quizás es verdad, o quizás es simplemente mi manera de redactar; nunca uso palabras o adjetivos muy fuertes. De todas maneras me puso a pensar y algo cierto es que yo siempre trato de ver las cosas positivas, o mas bien, concentrarme en las cosas positivas. Eso no significa que las cosas negativas no las vea y por supuesto, hay cosas que no me gustan del país y de su gente, naturalmente no hay país perfecto. En este post describo cosas que no me gustan acerca de Hungría o de los húngaros.

1- Alergia

Mientras que viví en mi país natal, nunca sufrí de ningún tipo de alergia. Lo mas probable no tengo que escribir mas nada porque sabes lo que voy a escribir. Jajajajajaa…  la primavera y el otoño pueden ser real y extremadamente irritantes para mí. Mas o menos después de 4 años de estar viviendo aquí, me comencé a dar cuenta que todas las primaveras, al salir de la casa, estornudaba entre 8 y 15 veces. Al principio ni siquiera me daba cuenta, pero después del segundo o tercer año, caí en cuenta. Así como cuando te das cuenta de un “déjà vu” o te llega una idea y dices “eureka”. Pero, en este caso no fue algo positivo, caí en cuenta que soy alérgico. Lo que peor me pone es una planta que me destroza la vida al final del verano y al principio del otoño. Se llama “parlagfű”, en español se llama ambrosía.

 

2- Frentes atmosféricos

Después de un par de años de haber caído en cuenta que era alérgico, también me di cuenta de que mi organismo reacciona a los frentes atmosféricos. Si vives en Hungría o en Europa, y no sientes los frentes, tienes que agradecerlo. Lo peor de sentirlos son los dolores de cabeza, pero personas operadas de los huesos o tendones o ligamentos, también lo pueden sentir, principalmente si es en las piernas. Esto no es algo que le deseo a nadie, pero es bastante común por acá. Hay personas que son sensibles solo a los frentes fríos, hay otras que solo a los frentes calientes, y hay otras que a todos los tipos. Hay cuatro tipos en total, fríos, calientes, ocluidos o estacionarios. En fin, es desagradable tener un dolor de cabeza todo el día. A veces las aspirinas o cosas parecidas sirven, a veces no.

 

3- Ropa.. si no es verano

¿Esto significa que solo me gusta el verano? No. Me gusta el invierno y me gusta la primavera y el otoño, y también el verano. Lo que no me gusta es que hay que ponerse mas ropa que en Panamá. Ya me visto en primavera, otoño e invierno casi que en autopiloto, pero simplemente es mas trabajo y mas trajín que en el trópico. También mas dinero. Un buen abrigo, de verdad bueno, puede costar entre 40 mil y 100 mil florines (150-400 dólares). Carísimo. Nunca he pagado tal dinero por un abrigo. Una vez tuve la suerte de encontrar un abrigo formal de invierno a 70% de descuento por el cambio de temporada. Que felicidad. Pero aparte del abrigo están las botas, los guantes, la bufanda y la gorra. A propósito, si no has podido conseguir una baratija así, entonces tienes que seguir estos consejos para protegerte del frío.

Los que tenemos chiquillos pequeños nos volvemos locos cada vez que aparte de vestirnos nosotros, también tenemos que ponerle a cada niño: suéter, camisa manga larga, medias largas, abrigo, pantalones gruesos, guantes, bufandas, orejeras y gorra de invierno. Y si tienes la tan común suerte de que tus niños no les gusta todo ese montón de ropa, peoorrr!!!…  Jajajajaja!!!…

 

4- Los precios

Tengo un amigo español que le hierve la sangre cuando conversamos acerca de esto. Jajajajajajajaa… Yo no me lo tomo tan mal, pero de vez en cuando si me enfada. No se si es a razón de los impuestos o costos de logística (Hungría no tiene costas); nunca he sido dueño de empresa, pero algunas cosas son exageradamente caras. Ropa buena por ejemplo, o zapatillas y zapatos en general. Zapatos buenos para niños. Precios de restaurantes son exorbitantes creo yo, principalmente sabiendo que el costo de los alimentos no es tan alto. Lo de la ropa también es fastidioso porque uno sabe que en Inglaterra por ejemplo, la ropa de calidad es barata, incluso cuando los salarios allá son súper altos comparados con los de acá. Tengo algunos amigos que viajan allá especialmente para comprar ropa y sale mas barato tomando cuenta hotel y boleto aéreo. Bueno, también pasa al revés, pero con otros servicios. Por ejemplo los ingleses vienen hasta acá para ir al dentista. Hay algunas calles en el centro de Budapest donde uno ve 10 clínicas dentales y todas están llenas. Es por eso.

 

5- “No para”

Esa frase no es en el idioma español aunque parezca, esa frase es jerga húngara. “No para” significa en español: no hay paranoia.  Es una frase muy común entre húngaros jóvenes, pero por supuesto los muchachos de mayor edad también tienen sus frases. Se usa cuando hay una persona terriblemente preocupada por algo que en realidad no es tan complicado. En ese momento de pánico e infinitos nervios , la hermana o el amigo, o la Mamá o la prima le dice a esa persona: “no para, minden rendben lesz”. En español: “no hay paranoia, todo va a estar bien”. Busqué el significado en un diccionario de jerga y lo describen muy bien. “No para” según ese diccionario significa: “tranquilo, no ñañequees (no te quejes). Producir síntomas de paranoia, tener demasiada precaución innecesariamente, temer exageradamente al fracaso”. A mí no me molesta en sí la paranoia, sino el factor “innecesario” y la frecuencia o también el hecho de que tienes una buena idea o tienes unas ganas inmensas de hacer algo y no lo haces por miedo. En ocasiones se comportan así en situaciones muy banales.  Ahora, nosotros los hispanos -en general- somos lo contrario. El examen final de la universidad es mañana, y ni hemos comenzado a estudiar. Este es otro extremo que tampoco me gusta. Desafortunadamente somos muy conocidos por decir: “mañana” y nunca hacer algo que queremos hacer o que prometimos.

Para concluir con este punto, cito una canción del grupo húngaro Punnany Massif. La canción se llama “Élvezd” que en español significa “disfruta”. La letra me gusta mucho (y todo de la canción), pero la siguiente oración va mucho con lo que hablo:

«Semmi sem bonyolult annyira, hogy ráparázz».  Esto significa «nada es tan complicado para que tengas que temer».

Aquí tienes la canción

 

6- Quejadera

He escrito en el buscador la palabra “quejadera” en húngaro como lo puedes ver aquí debajo. En la primera página de los resultados se pueden leer los siguientes títulos:

La quejadera entrena el cerebro a la negatividad.

El deporte húngaro mas popular: la quejadera.

21 días sin quejarse – ¿tú aguantarías?

Las desventajas de la quejadera – la salud mental nacional está en peligro.

Similarmente al punto anterior, el de la paranoia, no me molesta la quejadera en sí, sino la frecuencia y la cantidad. Es algo bastante común, aunque muchos húngaros en compañía de extranjeros no se comportan así, porque saben que nosotros no somos así, principalmente extranjeros del continente americano. Entre ellos mismos tienden mas a hacerlo. Pienso que es totalmente normal tener un “mal día” y conversar con alguien y contarle lo difícil que fue tu día. Después de media hora o una hora de desahogo, paras y sigues adelante. Este no es el caso, aquí es común quejadera diaria y todo el día. No puedo decir que esto me gusta de la cultura húngara, aunque quiera.

Una anécdota interesante es que una vez estaba conversando con un colega húngaro y conversábamos acerca de la cultura alegre de nuestras naciones en Latinoamérica. Él me dijo que él usa la quejadera como una táctica para que nadie le tenga envidia. Imagínate. Los húngaros no son envidiosos (comparados con nosotros), pero él dice que se queja para evitar envidia. Nosotros – creo yo – somos mucho mas envidiosos culturalmente, y alimentamos la envidia presumiendo todo lo que tenemos y diciendo “súper bien, gracias ¿y tú?” cada vez que nos preguntan “¿cómo estás?”. Esto lo hacemos principalmente cuando ese alguien que nos pregunta es alguien con el quien no nos llevamos bien. Por orgullo, nunca decimos “me está yendo mal ahora mismo”. Este es el otro extremo, te está yendo mal o tienes un mal día, pero vives en una burbuja y siempre dices “súper bien, gracias”, ya sea porque de verdad te lo crees, o porque eres hipócrita o porque eres superficial.

¿Irónico no? Por eso es que me fascinan las diferencias culturales.

 

7- Nem vagy normális

Esta frase significa en español: “eres anormal”. Padres de familia la usan, en mi opinión bastante, para regañar a niños ya sea por alguna travesura o porque hicieron algo mal. Hay otras palabras o frases que también se usan bastante en la crianza de niños y tampoco me gustan, pero no voy a detallar en este post. Simplemente lo pongo en la lista como algo que no me gusta y voy a escribir en otra ocasión un post específico acerca de esto. También tengo que mencionar que hay cosas de la crianza general de niños en este país que me gustan, pero no las voy a escribir aquí, debido a que no es el tema del post.

 

8- Biodiversidad

Cuervos, palomas, gaviotas, patos, chinches, perros (no callejeros), gatos (en las ventanas) y un par de pájaros mas es lo único que se ve en Budapest. Una vez al año una ardilla y cuando llueve en verano caracoles. Ya. Mas nada. Esto no es solo en Hungría claro, Europa no tiene ni siquiera la mitad de la biodiversidad que tiene nuestro continente americano, entonces esto no tiene nada que ver con Hungría. La culpa es mía por ser panameño y estar acostumbrado a ver 3 tipos de animales en un arbusto de medio metro de alto. Siento la obligación de mencionar que esto también tiene su ventaja. Así como no se ven animales, también se ven menos bichos. Cucarachas creo que solo he visto una sola vez en 12 años y fue en una alcantarilla. Nunca he visto una cucaracha dentro de una casa. Ratones tampoco, hormigas muy, pero muy poco. Quizás lo que mas puede haber son moscas, pero también mucho menos que en Panamá.

Casi se me olvida escribir acerca de la playa. Muchos lo hallarán muy raro, pero en realidad no me molesta mucho que Hungría no tenga playas.

 

Lector húngaro, si estás enfadado conmigo ahora mismo te entiendo, pero tienes que tener en cuenta de que yo escribo muchas mas cosas positivas que negativas acerca de Hungría. Aquí tienes un artículo donde escribo acerca de las mejores cosas de Hungría.

 

¿Con qué estás de acuerdo y con qué no estás de acuerdo? ¿Te identificas con algunas de las cosas que escribo? Comenta en la sección de comentarios.

 

Saludos,
Renato

 

Si te gustó este post o te gusta mi blog, dale un «Me gusta» a la página de Facebook y si no quieres perderte ninguno de los posts, suscríbete.

 

 

 

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0
avatar
5 Comment threads
5 Thread replies
3 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
Renato CalcagnoVillámNelsonDalma KulcsárAngélica Recent comment authors
  Subscribe  
más nuevo más antiguo más votado
Notificación de
Johanna
Invitado
Johanna

Hola!!! Ahhh jajajaja me has aclarado un montón con el «no para»!! Y el punto de la quejadera, en Madeira, Portugal es igual. Yo tampoco entendía, pero muchos me explicaron que por eso lo hacen y que cuando le preguntan como estás…dicen «ahí» para no tener que dar explicaciones ni levantar envidia… Para mi sorpresa cuando me mudé acá pensando que iban a ser diferentes… son muy parecidos a los portugueses de la isla en ese sentido (lo que más me fastidiaba de vivir allá) -_- Lo de los animales es cierto jajaja cuando fui al zoo quedé como que… Leer más »

Angélica
Invitado
Angélica

Se quitan también los zapatos para entrar a la casa (ó a cualquier casa)?

Dalma Kulcsár
Invitado
Dalma Kulcsár

Hola Renato! Las fotos de nuestra fauna (las sin rejas) son maravillosas! Punnany Massif también me gusta mucho, gracias, no los conocí. Hablas húngaro mejor que yo, si los entiendes 😉 «parlag» es «barbecho». ‘Parlagfű’: ‘yerba de barbecho’ (ambrosía en húngaro – lo dice todo de este post:) Yo no soy alérgica a ella pero tú dirás que tiene razón el húngaro.
Qué significa «Nem vagy normális» para tí? A mí no me suena tan duro, sólo: «Cómo puedes decir/hacer esto (que no parece normal)?

Nelson
Invitado
Nelson

hola Renato, vivo en Londres desde el 2015 y es verdad me parece impresionante el tema de las cucarachas, hormigas y ratones. Habra alguna explicación de porque no vemos estos animales por acá.

Villám
Invitado
Villám

😆 Las quejas son como nuestro sello de identidad!

Yo llevo mucho tiempo viviendo en España, aquí también se queja mucho la gente por todo pero creo que lo nuestro es peor, con decir que más de una vez me han mirado raro por pensar en voz alta quejándome por algo, no lo controlo xd

Por cierto buena página, es interesante ver qué imagen tienen de nosotros los extranjeros 🙂

Un panameño en Budapest Un panameño en Budapest