Skip to main content

¿Cómo funciona el Sistema de Salud de Hungría? (Guía)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Mi experiencia personal

Para que tengas una idea del contexto de mi experiencia con el sistema de salud húngaro, te escribo aquí las razones específicas por las cuales quedé en clínicas o en hospitales necesitando ayuda médica.

La primera vez fue una cortada en el codo mientras patinaba. Me inyectaron contra el tétano y me cosieron puntos. La siguiente fue por una tos bastante terca que tenía. Me hicieron radiografía pulmonar, después me mandaron al otorrinolaringólogo, pero eso salió negativo y creo que al final me mandaron antibióticos y santo remedio.  La próxima vez fue una lesión de mi ligamento cruzado anterior. El resultado fue una operación para reemplazar el ligamento roto. Otro invierno de nuevo y salió la terca y bendita tos. Esta vez aparte de la radiografía pulmonar, me mandaron a alergología y también una prueba de función pulmonar, lo cual nuevamente todo salió negativo.  Bueno, si salí como alérgico, pero esos tipos de alergia no causaban el problema. No me acuerdo como terminó el cuento esa ocasión. Después de nuevo la rodilla, pero otro problema, los cartílagos. Me mandaron suplementos de glucosamina que no me ayudaron, lo que me ayudó fue hacer ciclismo a diario por 3 meses consecutivos.

Con mi hija mayor fuimos varias veces por neumonía, cuando estaba pequeña. Aparte de eso, una vez estuvimos, pero nunca se supo el diagnóstico final, estuvo entre golpe de calor o un virus.

Todo esto que te he mencionado fueron experiencias con clínicas u hospitales públicos en Budapest. Nunca he vivido fuera de la capital de Hungría.

Te dejo un comentario al final del post acerca de la experiencia de una amiga mía. Me hizo mucha gracia y también aprendí algo nuevo. Espero te guste.

 

¿El sistema es bueno?

En general, lo es. Y ahora mismo solo me estoy refiriendo al servicio de salud público. No tengo una experiencia extensa en frecuentar clínicas y hospitales, pero tampoco he ido pocas veces. Todos los problemas por los cuales he ido a la clínica o hospital, de alguna manera u otra los han solucionado. Eso es para mí lo mas importante. Pero también hay que hacer énfasis en que yo soy panameño y Panamá no tiene un sistema de salud bueno. Si yo fuese suizo o noruego o canadiense, quizás mi opinión fuese que el sistema de salud húngaro es malo.

Vamos a hacer un alto aquí. También hay que aclarar que el servicio depende de muchas cosas. Hospital, doctor, si es urgencia, si no lo es, si es fin de semana, si es día de semana, si es el tobillo, o tu corazón o los intestinos o dermatología. Conozco a una persona que después de un año como un problema de neurología, tuvo que buscar un especialista fuera de Hungría y tuve que acompañarlo para hacer de intérprete. Eso fue porque aquí en Hungría, no había ningún neurólogo que pudiese decir con certeza cuan avanzada estaba la enfermedad.

Cuando a mi me operaron el ligamento, tuve complicaciones. Incluso tuve que regresar después de dos días al hospital y quedarme una semana, porque me puse mal. En las dos ocasiones que estuve ingresado en el hospital, habían entre 6 y 8 personas en el mismo cuarto. Eso para algunas personas es inaceptable. A mí no me molestó. Incluso después de la complicación que tuve, que de hecho fue culpa del doctor o de los doctores, quedé satisfecho con el servicio, porque a largo plazo, me curaron el ligamento. Otra cosa es que no tuve que esperar meses para los exámenes y la fecha de la operación la escojí yo mismo. La radiografía en menos de 15 minutos, inmediatamente me vió un ortopeda y me dió su opinión. Para la resonancia magnética me dieron fecha 3 semanas después.

 

La opinión del húngaro

El húngaro opina generalmente que el servicio y el sistema de salud es de lo peor. En algunos casos si estoy de acuerdo con ellos; hay algunos hospitales que están en mal estado, o algunos doctores que no saben o que no quieren atender o que no hacen su trabajo bien. No obstante, mi opinión es que en general el sistema es bueno.

 

Los mejores doctores

Se dice que los mejores doctores, si hablan idiomas, se van de Hungría. Si no les importa mudarse, afuera ganan mas. Europa Occidental o América del Norte. Esto es posible porque la educación en Hungría es suficientemente buena para trabajar en países mas avanzados.

 

Turismo de Salud

No obstante, Hungría es un centro de turismo de salud, entonces también hay doctores de los buenos que se quedan y ejercen en este sector. Comparado con países de Europa Occidental, Hungría es baratísimo y los ingleses por ejemplo viajan hasta acá para hacerse los dientes. En Inglaterra un dentista te sale en un «ojo de la cara». Incluso pagando vuelo y hotel, les sale mas barato. Hay que aclarar que el turismo de salud es constituido mas bien por clínicas, hospitales y centros de salud privados. Esos doctores que se quedan en su tierra, usualmente trabajan en el sector público y en el privado a la vez, y algunos hasta tienen su propio consultorio. De esta manera, pueden llegar a devengar lo mismo que un doctor húngaro que se muda a Alemania a trabajar.

 

Costes

No se paga nada. El sistema del país es llamado «asistencia sanitaria universal». Lo único que tienes que pagar son las medicinas. Acerca de lo de las coimas, escribo mas abajo.

Por supuesto que siempre hay excepciones y una de ellas es cuando tienes una enfermedad extraña. En ese caso, estas obligado a buscar alguna clínica u hospital privado donde hayan especialistas que conozcan y puedan tratar esa enfermedad. En ese caso si tienes que pagar, no obstante estos casos son raros. Otra excepción es cuando quieres un tratamiento  que no es tradicional o demasiado nuevo y no está disponible en un hospital público. En ese caso aplica lo mismo, quedas buscando una clínica u hospital privado en Hungría o en el extranjero.

 

¿Quiénes están cubiertos y quiénes no?

Los que trabajan oficialmente están cubiertos y los que no trabajan o trabajan «bajo la mesa», no están cubiertos. Bastante sencillo e igual que en Panamá.  Pero aquí también hay excepción. Si no estás cubierto porque no trabajas, entonces solo te atienden si es en caso de urgencias o si es algo de vida o muerte. Otras personas que están cubiertas sin necesariamente tener que estar trabajando son todos los niños o jóvenes hasta los 18 de edad e incluso mas allá en caso de que estén en la universidad. Los jubilados que hayan pagado su cuota, están cubiertos también. Las madres que están en licencia por maternidad también están cubiertas hasta que el niño tenga 3 años. Eso es porque la maternidad en Hungía son 3 años. Como madre puedes decidir regresar antes, pero por ley tienes la opción de quedarte con el niño hasta que cumplan 3 años y entren al «Óvoda» (kínder) que es obligatorio. Otras personas que están cubiertos son las personas con discapacidades, pero no se muy bien como funciona en esos casos.

En caso de que no trabajes por cualquier razón, puedes pagar la contribución voluntariamente y estás cubierto por supuesto.

Cuando trabajas y pagas impuestos, tienes que tramitar una tarjeta de seguro social o «taj kártya» (foto debajo). Tienes que mostrar la tarjeta o por lo menos apuntar tú número de seguro social.

¿Cuál es el proceso?

Tu punto de partida es el médico de cabecera que en húngaro se llama «háziorvos». Ese doctor general es valga la redundancia «general», o sea, que te va a hacer una revisión general. Si tienes alguna enfermedad leve, te va a mandar algunas medicinas (gyógyszerek), te dará la receta médica (gyógyszer recept) y en caso tal de que necesitas incapacidad te dará un papel llamado «táppénz papír». Ese es un papel rosado y blanco el cual tiene el siguiente título: «ORVOSI IGAZOLÁS A KERESŐKÉPTELEN (TERHESSÉGI) ÁLLOMÁNYBA VÉTELRŐL» (foto debajo). Esto se lo das a tu empleador al regresar a trabajar.

Si por ejemplo necesitas un examen de sangre, puede que te saquen la sangre ahí mismo o te manden al hospital mas cercano. Ellos mismo te van a dar las instrucciones acerca de en cuanto tiempo salen los resultados y donde ir a recogerlos.

En caso de que tengas algo mas serio y no pueda diagnosticarte, entonces te va a mandar a un especialista, usualmente en otra clínica, o en un hospital o en un centro de salud. Esa clínica o ese hospital no te va a atender si no tienes un «beutaló». Este es un documento que dice que necesitas tal y tal especialista y tal y tal examen. Si vas sin «beutaló», lo mas probable es que vas a tener que pagar por el examen o consultoría. Hay clínicas o consultorios que ni siquiera tienen la opción de cobrar, entonces sin beutaló, no te atienden.

Ojo: para todos estos procesos, siempre tendrás que llevar 3 documentos:

1 – Személyi igazolvány o documento de identificación personal (o pasaporte)
2 – Lakcímkártya o carnet de dirección residencial
3 – Taj kártya o TB kártya que es el carnet de seguro social (foto arriba)

Sin estos tres documentos hay probabilidades de que encuentres algún consultorio que sea estricto y no te atienda. El documento de identidad personal es para identificarte que tú eres tú. Tu carnet de dirección residencial es para verificar que geográficamente perteneces a ese consultorio. El carnet de seguro social es para verificar si estás registrado en el sistema y si pagas impuestos.

 

¿Y en el caso de los niños?

Exactamente lo mismo, pero si el niño tiene algo serio, entonces no te van a mandar para el hospital mas cercano o al cual usualmente vas. Te van a mandar  a hospitales donde tienen especialistas en niños.

Estos son, que yo sepa:

1 – Szent János Kórház
2 – Péterfy Sándor utcai Kórház Rendelőintézet és Baleseti Központ
3 – Heim Pál Gyermekkórház és Madarász utcai kórház
4 – Egyesített Szent István és Szent László kórház
5 – Bethesda Gyermekkórház

También te pueden mandar a estos hospitales si tienes un bebé pequeño y hay que hacerle exámenes obligatorios. Por ejemplo, ultrasonido del abdomen o prueba de audición para recién nacidos.

Algo también interesante es que para recién nacidos, asignan un pediatra (gyermekorvos) desde el nacimiento hasta que llega a ser adulto. Desde el embarazo hasta la edad de 3 años mas o menos, también asignan una enfermera (védőnő) que es algo así como una matrona, comadrona o partera. En el periodo del embarazo te ve todos los meses, después del nacimiento hasta el primer año del niño cada mes o cada 2 meses. Después de eso ya es menos frecuente, dos veces al año quizás.

 

¿Y en el caso de urgencias?

Lo mejor es llamar a la ambulancia o a los «doctores en guardia» (területi háziorvosi ügyelet), ellos determinarán si es una urgencia y te mandan la ambulancia o te dicen a que hospital ir en caso de que tengas auto. Para evitar no tener tu carnet de seguro social en el momento de una emergencia, tómale una foto la dejas en el móvil. También puedes apuntar el número de identificación del carnet y eso también vale. Esto es para agilizar el proceso de identificación al momento de llegar. Por supuesto, no te deseo que tengas que ir a urgencias, pero uno tiene que ser precavido.

 

¿Y en el caso de urgencia en fin de semana?

Hay hospitales designados para prestar estos servicios los fines de semanas. Es mejor saber de antemano cual es el que te corresponde. Si no sabes, es mejor llamar a la ambulancia.

 

¿Cuál es tu médico de cabecera?

Tienes que buscar el médico que te corresponde dependiendo de donde vivas. Lo mejor que puedes hacer es buscar la página oficial del distrito de donde vivas y buscar «Egészségügy» o «Egészségügy Intézmények» y cuando estás ahí entonces buscar «háziorvos» o «háziorvosi rendelő». Ahí te debe salir una lista y buscas el mas cercano a tu dirección residencial. Aquí debajo te dejo un par.

Séptimo distrito https://www.erzsebetvaros.hu/intezmenyek,-kozszolgaltatasok/egeszsegugyi-47/bischitz-johanna-integralt-human-szolgaltato-kozpont-347

Distrito decimotercero https://www.budapest13.hu/intezmeny-kategoria/haziorvosi-rendelok/

Distrito onceavo http://egeszsegugy.ujbuda.hu/egeszsegugy/szakrendelesek

 

Clínicas, hospitales y seguros privados

Todo lo que es privado es bastante caro. No es tan caro como por ejemplo los Estados Unidos, pero es caro. Te puedo decir con confianza que incluso los húngaros de clase media tratan de evitar clínicas u hospitales privados. Hay excepciones, pero prefieren clínica u hospitales públicos porque los privados son caros y porque los públicos no son tan malos.

Si de todas maneras quiere probar una clínica u hospital privado, la manera de buscar es usualmente por referencia. Los húngaros suelen preguntarle a los familiares, amigos y o vecinos si conocen a un buen dermatólogo por ejemplo. Si no conoces a nadie, te queda la internet. Tendrías que saber el nombre en húngaro del especialista que buscas  o el nombre en húngaro de la enfermedad que tienes y buscar en internet. Por ejemplo, en el caso de dermatólogo sería «bőrgyógyász». Otra manera de buscar es escribiendo clínica privada (magánrendelő, magánklinika) u hospital privado (magánkórház) y el distrito, pueblo o ciudad donde vives.

Otra cosa importante de las clínicas u hospitales privados es que todo lo hacen mas rápido y esa es una de las razones por las cuales hay húngaros que prefieren pagar el precio.

 

¿Cómo reducir los costos?

Vamos a suponer que el doctor (ya sea en clínica pública o privada) te ha mandado 3 o 4 exámenes o pruebas. Todas las pruebas y exámenes te los haces en el hospital público y así no tienes que pagar por nada de eso. Ya cuando tienes todos los resultados, vas a la clínica u hospital privado, consultas con el especialista y se decide un plan de acción.

Esto lo hacen los húngaros sabiendo que los exámenes usualmente son de la misma calidad, entonces no pagan por eso. No obstante, cuando viene el momento del diagnóstico y o el momento de por ejemplo una cirugía, eso si es importante que sea de la mayor calidad posible, entonces invierten en la opción privada.

 

Hálapénz

Esta palabra compuesta, «hála» significa agradecimiento y «pénz» significa dinero, es simplemente un nombre discreto para describir lo que se llama coima (o soborno) en nuestros países de habla hispana. Principalmente en cosas serias, es lo mas común del mundo que antes de por ejemplo una cirugía, se le da un sobre con una cantidad al cirujano. Cuando esto sucede, el doctor o especialista te va a tratar como un cliente especial. En casos de estadías largas en el hospital, también se le da al enfermero o enfermera, ya que de esa persona dependerán muchas cosas que harán tu estadía un poco menos desagradable, o un poco mas cómoda.

 

¿Hablan inglés o español?

Mi experiencia la gran mayoría de las veces es que no hablan inglés en hospitales, solo húngaro, pero al publicar este post, me escribió una muchacha hispanohablante que ha podido encontrar en su distrito doctores y pediatras que hablen inglés. Su recomendación es buscar y buscar hasta encontrar.

 

Descargo de responsabilidad

Este post, como bien lo dice su título, es una guía. El significado de la palabra guía en el diccionario de la Real Academia Española es: algo que dirige o encamina. O sea, mi post te dirige o te encamina para que tú busques la información que aplica a tu caso específico. Te da una idea de como funciona el sistema de salud húngaro, te dirige a algunas páginas webs oficiales de diferentes distritos y te encamina a buscar de manera proactiva. Te da consejos y recomendaciones generales. Este blog no es una página web oficial del gobierno de Hungría. Por lo tanto este blog se descarga de toda responsabilidad en caso de cualquier tercero use la información ofrecida como información oficial.

 

Espero que esta guía te sea de ayuda. Aquí tienes el comentario de mi amiga.

Saludos,
Renato

 

Si te gustó este post o te gusta mi blog, dale un «Me gusta» a la página de Facebook y si no quieres perderte ninguno de los posts, suscríbete.

 

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
avatar
  Subscribe  
Notificación de

Un panameño en Budapest Un panameño en Budapest